¿Burbuja educativa? España debe ir al colegio, y si no a las colas del paro

Publicado en General el 2 de Junio, 2009, 23:10 por floreal
                                                                                            .

- "Rafael Argullol acaba de publicar un artículo donde plantea, con acierto, la actitud falaz de quienes se escandalizan por el calamitoso estado en que se encuentra la enseñanza en España. Sostiene el escritor Argullol que es muy propio y muy socorrido delegar culpas y responsabilidades en los unos y en los otros. Así de contundente se muestra: «Es cómico, y patético, que alguien se rasgue las vestiduras ante el balance del Informe PISA sobre la enseñanza en España, el mismo tipo de hipocresía de los que, de pronto, han descubierto la destrucción de la Manga del Mar Menor o de la Costa del Sol».

En efecto, la demagogia tan socialmente extendida de considerar que a la escuela le corresponde casi en exclusiva inculcar una serie de valores morales que la sociedad ataca tenía como destino el inmenso despropósito en que estamos inmersos. Pero, más allá de todo eso, Argullol manifiesta que la responsabilidad última radica en una ciudadanía que ha dejado de ejercer como tal en tanto renuncia a las mínimas exigencias.

Cierto es que pretender que la escuela sea una especie de «mónada» de Leibniz hermética a lo que se respira en la sociedad supone una estupidez manifiesta. Reparen, por favor, en estas palabras de Ortega: «Principio de educación: la escuela, como institución normal de un país, depende mucho más del aire público en que íntegramente flota que del aire pedagógico artificialmente producido dentro de sus muros. Sólo cuando hay ecuación entre la presión de uno y otro aire la escuela es buena».

Es decir, cuando la meritocracia no existe y la frivolidad es norma, cuando la ramplonería se hace plaga o la indecencia en la vida pública ha llegado a tal grado de descaro que no sólo hay corrupción, sino que además ni siquiera se tiene presente aquello tan clásico del ser y del parecer, cuando todo esto sucede, digo, parece, en efecto, sarcástico que se pretenda que la escuela funcione como si fuese algo ajeno a todo lo que acontece en la vida pública.

Si la ciudadanía no tiene a bien demandar que se acabe con la endogamia y el amiguismo, no sólo en los ámbitos políticos, sino también en los académicos, si tampoco impone a todos los medios de comunicación una mínima imparcialidad en la información y en la opinión, si sus preferencias por la llamada telebasura son inequívocas, y así un largo etcétera, ¿cómo cabe esperar que la escuela sea ajena a todo ello? ¿Acaso no hay un sector no minoritario de la población estudiantil que vive en hogares donde la mayor diversión familiar es la escoria televisiva que malvende su intimidad? ¿O es que esa misma población estudiantil no respira el mismo aire viciado que da la espalda al esfuerzo, a la inteligencia y a la honestidad, al tiempo que desprecia el conocimiento, inaccesible e inalcanzable sin todo lo anterior?

Estoy de acuerdo también con Argullol en que los estudiantes son los menos responsables del actual estado de cosas. Esponjas que absorben los afanes del momento, que viven en un mundo en que lo que más se admira no es el tesón, ni la honestidad, es decir, donde la excelencia está proscrita, ¿con qué cuajo cabe conminarlos a que se conduzcan de otra forma y a que apuesten por el saber que no se consigue sin estudio y sacrificio?

Es innegable que las grandezas y las miserias que hay en la vida pública de un país guardan mucha relación con el grado de exigencia o de laxitud de una ciudadanía que, en democracia, además de libertades, tiene también responsabilidades. ¿Cómo se va a forjar ciudadanía sobre la base de todo lo que está aconteciendo? ¿Cómo es posible que, desde ciertos ámbitos, que se mira para otro lado ante todo lo que llevamos expuesto, se muestre alarma ante unas consecuencias inevitables cuyas causas no se pretenden en modo alguno combatir?

Creo que fue Renan quien consideraba que para forjar un país la base era la escuela. Muy bien, ¿pero qué escuela? Si lo que la sociedad quiere son guarderías con un profesorado humillado y ofendido, en lugar de centros donde se aprende, los resultados no pueden ser otros que los que arroja el Informe Pisa.

En efecto, se veía venir y, desde el monumental desatino que supuso la LOGSE de Maravall, ningún Gobierno, incluidos los dos que presidió Aznar, hizo nada por reconducir el desastre.

Todo lo demás es demagogia de saldo.

(Luis Arias Argüelles-Meres, ‘La Nueva España’, 2/6/09En efecto, la demagogia tan socialmente extendida de considerar que a la escuela le corresponde casi en exclusiva inculcar una serie de valores morales que la sociedad ataca tenía como destino el inmenso despropósito en que estamos inmersos. Pero, más allá de todo eso, Argullol manifiesta que la responsabilidad última radica en una ciudadanía que ha dejado de ejercer como tal en tanto renuncia a las mínimas exigencias.

Cierto es que pretender que la escuela sea una especie de «mónada» de Leibniz hermética a lo que se respira en la sociedad supone una estupidez manifiesta. Reparen, por favor, en estas palabras de Ortega: «Principio de educación: la escuela, como institución normal de un país, depende mucho más del aire público en que íntegramente flota que del aire pedagógico artificialmente producido dentro de sus muros. Sólo cuando hay ecuación entre la presión de uno y otro aire la escuela es buena».

Es decir, cuando la meritocracia no existe y la frivolidad es norma, cuando la ramplonería se hace plaga o la indecencia en la vida pública ha llegado a tal grado de descaro que no sólo hay corrupción, sino que además ni siquiera se tiene presente aquello tan clásico del ser y del parecer, cuando todo esto sucede, digo, parece, en efecto, sarcástico que se pretenda que la escuela funcione como si fuese algo ajeno a todo lo que acontece en la vida pública.

Si la ciudadanía no tiene a bien demandar que se acabe con la endogamia y el amiguismo, no sólo en los ámbitos políticos, sino también en los académicos, si tampoco impone a todos los medios de comunicación una mínima imparcialidad en la información y en la opinión, si sus preferencias por la llamada telebasura son inequívocas, y así un largo etcétera, ¿cómo cabe esperar que la escuela sea ajena a todo ello? ¿Acaso no hay un sector no minoritario de la población estudiantil que vive en hogares donde la mayor diversión familiar es la escoria televisiva que malvende su intimidad? ¿O es que esa misma población estudiantil no respira el mismo aire viciado que da la espalda al esfuerzo, a la inteligencia y a la honestidad, al tiempo que desprecia el conocimiento, inaccesible e inalcanzable sin todo lo anterior?

Estoy de acuerdo también con Argullol en que los estudiantes son los menos responsables del actual estado de cosas. Esponjas que absorben los afanes del momento, que viven en un mundo en que lo que más se admira no es el tesón, ni la honestidad, es decir, donde la excelencia está proscrita, ¿con qué cuajo cabe conminarlos a que se conduzcan de otra forma y a que apuesten por el saber que no se consigue sin estudio y sacrificio?

Es innegable que las grandezas y las miserias que hay en la vida pública de un país guardan mucha relación con el grado de exigencia o de laxitud de una ciudadanía que, en democracia, además de libertades, tiene también responsabilidades. ¿Cómo se va a forjar ciudadanía sobre la base de todo lo que está aconteciendo? ¿Cómo es posible que, desde ciertos ámbitos, que se mira para otro lado ante todo lo que llevamos expuesto, se muestre alarma ante unas consecuencias inevitables cuyas causas no se pretenden en modo alguno combatir?

Creo que fue Renan quien consideraba que para forjar un país la base era la escuela. Muy bien, ¿pero qué escuela? Si lo que la sociedad quiere son guarderías con un profesorado humillado y ofendido, en lugar de centros donde se aprende, los resultados no pueden ser otros que los que arroja el Informe Pisa.

En efecto, se veía venir y, desde el monumental desatino que supuso la LOGSE de Maravall, ningún Gobierno, incluidos los dos que presidió Aznar, hizo nada por reconducir el desastre.

Todo lo demás es demagogia de saldo"   (Luis Arias Argüelles-Meres, 'La Nueva España’, 2/6/09)
 
- "España debe ir al colegio o a la cola del paro..." (Josef Janning, 'La Vanguardia', 28/4/9)
 
 

La tómbola del Estado de la Nación

Publicado en General el 20 de Mayo, 2009, 9:55 por floreal

                      .

En esta crisis lo que falla es la demanda y no la oferta. Carecen, pues, de sentido todas las medidas dirigidas a ayudar directamente a los empresarios. Las empresas sólo producirán más si pueden vender la producción. Por eso, no resulta indicado reducir el impuesto de sociedades aunque sea a las PYME. La ayuda se orientará a los que menos lo necesitan, a los que obtienen beneficios. Sin embargo, no influirá en los que tienen pérdidas…

 

Lo de los ordenadores parece una broma que no se sabe muy bien a qué viene, cuando en la Enseñanza los libros de texto aún no son gratuitos. El único resultado va a ser subvencionar a los fabricantes, establecidos la mayoría de ellos en otros países. Si el ministro de Industria quiere promocionar de verdad las nuevas tecnologías en la sociedad, valdría más que controlase el oligopolio de las compañías de telecomunicaciones con el objetivo de que bajen precios y mejoren los servicios…

 

Finalmente, es decepcionante que el Gobierno no haya anunciado ampliar la cobertura del seguro de desempleo porque, aparte del contenido social que comporta, puede ser una de las medidas más eficaces contra la crisis, ya que la propensión al consumo de casi todos los parados será próxima a la unidad. Muy pocos serán los que tengan la posibilidad de ahorrar…

 

Juan Francisco Martín Seco = www.estrelladigital.es/ED/diario/146209.asp

                                        .

RENTA BÁSICA DE CIUDADANÍA vs. Protección Social Condicionada ...

Publicado en General el 16 de Mayo, 2009, 13:39 por floreal
                                                .
“El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, ha propuesto recientemente un pacto entre las administraciones, central, autonómicas y locales, con el fin de garantizar un ingreso mínimo de subsistencia a las personas en paro a las que se les agote la prestación por desempleo y carezcan de cualquier tipo de rentas, mediante la instauración de ‘una renta de protección social temporal mas relacionada con la formación y el empleo’.


Asimismo, Izquierda Unida de la Comunidad de Madrid también pretende plantear una renta de protección social mas ligada a la formación laboral, por un plazo de seis meses e importes del salario mínimo profesional, a aquellas personas sin empleo y sin ingresos, bien porque se les haya agotado la prestación o porque no hayan generado el derecho a percibir la misma.


Estas bienintencionadas, pero insuficientes, propuestas no son más que la repetición de subsidios condicionados en su versión de políticas activas  de empleo o ‘workfare’, que se caracterizan porque la persona que está participando en un programa de este tipo, en virtud de un principio de reciprocidad, está obligada a asumir un compromiso que puede ser de actividad o de formación, como contrapartida a la asignación que recibe.


Como su aplicación práctica en nuestro país y en otros de nuestro entorno  ha puesto de manifiesto, estas rentas sociales condicionadas carecen de eficacia real para posibilitar la superación de la situación de desempleo o exclusión de sus destinatarios.


Por el contrario generan situaciones discriminatorias, ya que los empleos que se ofrecen a sus beneficiarios son de baja remuneración o por corto tiempo y, generalmente, pertenecen al sector público, por lo que ayudan a crear una discriminatoria ‘segunda división’ dentro del  mercado de trabajo.


Por otra parte,  parten de un concepto parcial de ‘trabajo’ al subordinarse exclusivamente al desempeño de un trabajo remunerado, no a la realización de otras formas de trabajo socialmente útiles como el trabajo voluntario, el doméstico o los cuidados a otros.


En cuanto a la solución de la exclusión social se han demostrado ineficaces ante  el previsible incremento en el futuro inmediato de los factores que conducen a la desigualdad social, como la alta tasa de desempleo y el consiguiente empobrecimiento y a que son programas con una cobertura parcial, que no llegan a la totalidad de la población en situación de necesidad.


Asimismo, estigmatizan a sus perceptores, que suelen ser parados de larga duración, que llevan bastante tiempo fuera del mercado laboral y que, generalmente, van a ser descartados por los empleadores  si concurren por un puesto de trabajo con desocupados más  recientes.


Como todos los subsidios condicionados contemplan prestaciones monetarias que no son acumulables con las rentas salariales por lo que no estimulan aceptación de posibles ofertas para trabajos por bajas remuneraciones, de corta duración o ‘a tiempo parcial’, porque así se perdería el ingreso ‘fijo’ que supone un subsidio y, paralelamente, fomentan la ‘economía sumergida’ o el fraude fiscal a pequeña escala  al favorecer que para no perder la prestación monetaria se trabaje de forma ‘alegal’.


Frente a estos programas de ayudas condicionadas, la instauración de una renta básica universal como derecho de ciudadanía, además del ahorro en los costes administrativos que aquellos implican, evitaría las trampas del paro y la pobreza, al ser compatible con  la percepción de cualquier renta, suponiendo, incluso, un incentivo para desarrollar determinados tipos de trabajos y cierto reparto del empleo, ya que facilitaría a muchas personas el trabajo ‘a tiempo parcial’...


La Renta Básica Ciudadana conllevaría, en última instancia, que no se tenga que recluir a nadie en empleos artificiales o de escasa calidad, como hacen las medidas ‘workfaristas’, y que el hecho que alguien no acepte un trabajo de esas características no le prive de su derecho a percibir una renta suficiente para vivir dignamente.


En cuanto a exclusión social, por su carácter de derecho ciudadano universal equiparable al sufragio, una Renta Básica no tiene el menor déficit de cobertura al abarcar al conjunto de ciudadanía, garantizando su derecho de existencia especialmente a sectores más vulnerables.


Y no son de recibo las alegaciones de la inviabilidad de una renta básica por los altos costes de su financiación. Numerosos estudios y simulaciones demuestran como puede financiarse alguna Renta Básica garantizada. Obviamente, como tal medida económica que es, su instauración implica tomar una determinada opción política y social, precisamente la contraria a la que se ha adoptado en la presente crisis económica y financiera cuando se han inyectado más  de 150.000 millones de euros a los bancos, lo que supone más de un 15 % del PIB.


En todo caso, la instauración de alguna renta básica implica una efectividad de imposición sobre todo tipo de rentas también con otro carácter necesariamente universal, poniendo fin tanto al discriminatorio tratamiento de las rentas de carácter salarial, como a las excesivas permisividades ante el fraude fiscal, que nos distancian de converger con la correspondiente media europea.


Por último, ante a las posibles objeciones a la Renta Básica basadas en la reciprocidad, en la que tanto insisten los partidarios de los programas de ‘workfare’ o ayudas condicionadas al  trabajo remunerado y en la que se basan para imponer a los desempleados la aceptación de cualquier empleo con la amenaza de perder los subsidios, creemos que no es aceptable que a los más desfavorecidos se les impongan controles y condiciones que no se les imponen a los más afortunados.


Y lo que nunca puede tener sentido es condicionar ese derecho fundamental a una vida digna a que se consiga ‘tener empleo’, cuando según la última EPA, entre más de 45 millones de personas, no llega ni a 16 millones la cifra de quienes logran ser asalariadas hoy, ni pasa de 19 millones el total de las que pudieron en cualquier modo ser ‘ocupadas’ por el mercado laboral ‘aunque fuera una hora sólo durante la semana’…


El derecho a un mínimo de subsistencia debe ser un derecho incondicional, no sujeto a ninguna reciprocidad, la perspectiva contraria, en palabras de Philippe Van Parijs ‘no es muy atractiva para nadie que crea que el igualitarismo  puede y debe ir de la mano con la emancipación, y no con el liberticidio de los pobres’…”

 

( Observatorio por la Renta Básica, de Attac-Madrid, 30 abril 2009 )

La Banca con sus Partidos: así se jactan de "tomar el pelo"... ¡y, de paso, más billones!

Publicado en General el 12 de Mayo, 2009, 14:59 por floreal
                                       .

Alguien acaba de hacer dispararse las alarmas: “Cientos de heridos es el resultado de las numerosas manifestaciones que ayer asolaron bancos, ayuntamientos y otros organismos oficiales como protesta por la situación económica que atraviesa España. Las protestas llegaron, a pesar de la fuerte presencia policial, a las puertas del Congreso donde se desató una batalla campal en la que, por fortuna, solo hubo que lamentar heridos de escasa gravedad. La mayoría de las pancartas iban dirigidas contra el Gobierno y los banqueros aunque no faltaron otras denunciando la corrupción y despilfarros en la Administración; no hubo manifiesto en el que no se pidiera la dimisión del presidente del Gobierno y la convocatoria de elecciones anticipadas. Entre las razones aducidas caben mencionar las reiteradas negativas del ejecutivo sobre la llegada y alcance de la crisis, la continua mentira sobre sus efectos y duración, y su incapacidad para gobernar el timón del país” ¡Qué susto! Mas, al fin, terminamos de leerle: Todo esto, por supuesto, no ha sucedido…. ni sucederá.” [1]


Aquí no hay peligros, ahora, de semejantes revuelta o bronca (si bien Rubalcaba ya se cuida, pues en estos precisos momentos tiene cortadas -hasta para los peatones...- un montón de calles del centro de Madrid por evitarnos toda tentación en torno al Palacio de las Cortes que abriga un versallesco y televisivo 'Debate Anual para el Estado de la Nación', ¡qué vergüenza con los nuevos déspotas del viejísimo "TODO PARA EL PUEBLO PERO SIN EL PUEBLO!"...): las únicas algaradas callejeras aún son lo muy conocido por "la cuestión de los problemas nacionales" (para dondequiera que sean esas dichas, tanto estatales como no, prioritarias "naciones"...) o sólo por más exasperación reciente que a ciertos partidismos prodújoles, en sede del mismo parlamento autonómico de la Comunidad madrileña, tener que soportar nuevos mandatos legales por Gallardón y "la Espe" Aguirre frente a sus rivales (Tomás Gómez y "la Maru" Menéndez) derrotados ante las urnas...

 

Pero lo demás, este actual "síndrome del Salario Menguante" (como un Nobel Krugman dixit) y el "Súper Paro", que con sus máximos inéditos aquí ya nos alcanza (para cierta Comunidad Autónoma donde el ex ministro socialfelipista Griñán hereda esa Presidencia de la Junta que se le ha cedido por 'dedazo' de un Presidente del PSOE -y súperministro de nuevo, ahora socialzetaperista- sin oposición o polémica ninguna), desde nuestro flanco izquierdo (donde incluso acaban de cooptar favores como adepta de una ex-lideresa, Rosa Aguilar, neo-unida en otra cúpula con poder progre...) a estas alturas no parecen motivo suficiente para despeinarse:


--> con esa "Única Política (Económica) Posible" –que vigilan desde Almunia y Fdez Ordóñez a Salgado- “¡todo va bien, Sres. Marqueses!”, en lo tan bien apuntado por otros recalcitrantes criticones pese a todo como “Una democracia cada vez más degenerada”. [2]


--> e incluso dan fe pública, en instancias bien informadas, de cómo pacataron este Gobierrno y el PP para engordar ese casi billón de pesetas ganado por unos diez bancos o cajas más mayores en España sólo durante los tres primeros –¡y, según se quejaron, tan supuestamente “críticos”...!- meses del actual año 2009: “Así toma el pelo la banca al Estado (banqueros lo dicen)”. [3]

 

Sin embargo, por aquí aun quedan algunas voces "echando las cuentas de la vieja" para finalmente llegar a conclusiones concretas muy diferentes = "Contra Paro, aquí hoy: ¿rebajar finiquito en Despido céntimos del euro/día? ¡De gilipuertas e insaciables!". [4]

 

Notas:

 

[1] =

http://www.almendron.com/blog/2810/crisis-y-paro-vii/  

[2] =

http://www.estrelladigital.es/ED/diario/141133.asp

[3] =

www.rankia.com/foros/economia-politica/temas/282004-articulo-prensa-asi-toma-pelo-banca-estado-dice-banquero

[4] =

www.nodo50.org/reformaenserio/articulos/abril%202009/despidosacentimo.htm

 

La Banca con sus Partidos: así se jactan de "tomar el pelo"... ¡y, de paso, más billones!

Publicado en General el 12 de Mayo, 2009, 14:42 por floreal
                                       .

Alguien acaba de hacer dispararse las alarmas: “Cientos de heridos es el resultado de las numerosas manifestaciones que ayer asolaron bancos, ayuntamientos y otros organismos oficiales como protesta por la situación económica que atraviesa España. Las protestas llegaron, a pesar de la fuerte presencia policial, a las puertas del Congreso donde se desató una batalla campal en la que, por fortuna, solo hubo que lamentar heridos de escasa gravedad. La mayoría de las pancartas iban dirigidas contra el Gobierno y los banqueros aunque no faltaron otras denunciando la corrupción y despilfarros en la Administración; no hubo manifiesto en el que no se pidiera la dimisión del presidente del Gobierno y la convocatoria de elecciones anticipadas. Entre las razones aducidas caben mencionar las reiteradas negativas del ejecutivo sobre la llegada y alcance de la crisis, la continua mentira sobre sus efectos y duración, y su incapacidad para gobernar el timón del país” ¡Qué susto! Mas, al fin, terminamos de leerle: Todo esto, por supuesto, no ha sucedido…. ni sucederá.” [1]


Aquí no hay peligros, ahora, de semejantes revuelta o bronca (si bien Rubalcaba ya se cuida, pues en estos precisos momentos tiene cortadas -hasta para los peatones...- un montón de calles del centro de Madrid por evitarnos toda tentación en torno al Palacio de las Cortes que abriga un versallesco y televisivo 'Debate Anual para el Estado de la Nación', ¡qué vergüenza con los nuevos déspotas del viejísimo "TODO PARA EL PUEBLO PERO SIN EL PUEBLO!"...): las únicas algaradas callejeras aún son lo muy conocido por "la cuestión de los problemas nacionales" (para dondequiera que sean esas dichas, tanto estatales como no, prioritarias "naciones"...) o sólo por más exasperación reciente que a ciertos partidismos prodújoles, en sede del mismo parlamento autonómico de la Comunidad madrileña, tener que soportar nuevos mandatos legales por Gallardón y "la Espe" Aguirre frente a sus rivales (Tomás Gómez y "la Maru" Menéndez) derrotados ante las urnas...

 

Pero lo demás, este actual "síndrome del Salario Menguante" (como un Nobel Krugman dixit) y el "Súper Paro", que con sus máximos inéditos aquí ya nos alcanza (para cierta Comunidad Autónoma donde el ex ministro socialfelipista Griñán hereda esa Presidencia de la Junta que se le ha cedido por 'dedazo' de un Presidente del PSOE -y súperministro de nuevo, ahora socialzetaperista- sin oposición o polémica ninguna), desde nuestro flanco izquierdo (donde incluso acaban de cooptar favores como adepta de una ex-lideresa, Rosa Aguilar, neo-unida en otra cúpula con poder progre...) a estas alturas no parecen motivo suficiente para despeinarse:


--> con esa "Única Política (Económica) Posible" –que vigilan desde Almunia y Fdez Ordóñez a Salgado- “¡todo va bien, Sres. Marqueses!”, en lo tan bien apuntado por otros recalcitrantes criticones pese a todo como “Una democracia cada vez más degenerada”.
[2]


--> e incluso dan fe pública, en instancias bien informadas, de cómo pacataron este Gobierrno y el PP para engordar ese casi billón de pesetas ganado por unos diez bancos o cajas más mayores en España sólo durante los tres primeros –¡y, según se quejaron, tan supuestamente “críticos”...!- meses del actual año 2009: “Así toma el pelo la banca al Estado (banqueros lo dicen)”.
[3]

 

Sin embargo, por aquí aun quedan algunas voces "echando las cuentas de la vieja" para finalmente llegar a conclusiones concretas muy diferentes = "Contra Paro, aquí hoy: ¿rebajar finiquito en Despido céntimos del euro/día? ¡De gilipuertas e insaciables!". [4]

 

Notas:

 

[1] =

http://www.almendron.com/blog/2810/crisis-y-paro-vii/  

[2] =

http://www.estrelladigital.es/ED/diario/141133.asp

[3] =

www.rankia.com/foros/economia-politica/temas/282004-articulo-prensa-asi-toma-pelo-banca-estado-dice-banquero

[4] =

www.nodo50.org/reformaenserio/articulos/abril%202009/despidosacentimo.htm

 

Pensionistas y pensionados

Publicado en General el 10 de Mayo, 2009, 18:08 por floreal
                      .

No tengo el gusto de conocer a don Miguel Ángel Fernández Ordóñez. Pero tampoco me apetece conocerlo, sobre todo después de haber terminado de digerir sus declaraciones de hace un par de semanas. El señor Fdez. Ordóñez cree que para ingresar más fondos al erario público hay dos magníficas soluciones: retrasar la edad de jubilación hasta los 67 años y rebajar las pensiones de los jubilados. Y eso lo dice alguien que nada tiene que ver con los pensionistas, porque él es un señor 'pensionado', permítaseme la expresión, pues dispone, con casi toda seguridad, de un contrato millonario blindado para cuando se retire a su chalecito de la sierra a criar geranios.


¿Solidaridad con los pensionistas que no llegan a 1.000 € / mes? Para qué. Don Miguel tiene la vida resuelta. Este señor y los altos cargos de la banca, de los seguros, de las grandes empresas privadas y públicas deberían estar un poco más a la altura y no 'pasar' olímpicamente de la crisis con unos sueldos vergonzosos por lo elevados, frente al paupérrimo 'salario mínimo interprofesional' y a los millares de 'mileuristas' que abundan en nuestro país.


A mí se me ocurren unas cuantas soluciones para acabar con la crisis de un plumazo. De entrada, volvamos a la peseta; los euros para quien los quiera. Después, redúzcanse un 60 % los sueldos de todos aquellos a quienes en un momento dado se les denomina 'su señoría': diputados, senadores, consejeros, y cualquier cargo político que ocupe sillón azul, granate, o del color que fuese. Elimínense de los gastos públicos los teléfonos móviles de sus señorías, en general. Que cada cual se pague el suyo. Suprímanse los coches oficiales de todo dios; es decir: si cada españolito va a trabajar en su coche, moto, guagua, tranvía, o andando, ¿por qué hemos de pagar tanto despilfarro a tanto político? ¿Qué tienen ellos que no tengamos los demás? Decrétese que ninguna empresa pueda establecer contratos 'blindados' para sus directivos. Envíese como 'consejero de lo que sea' a los EE UU o al Kilimanjaro a alguien cualificado, a ver si me entienden. Minimícense los dispendios de la Casa Real, que nos cuesta un pastón a todos (y no soy republicano). Los consejeros, concejales, alcaldes, directores generales y toda esa parafernalia funcionarial, no tienen por qué estar mejor pagados que el conductor de guaguas que se traga ocho horas diarias detrás de un volante, con una enorme responsabilidad a sus espaldas; del bombero que vela por nuestra seguridad, del médico de guardia en cualquier hospital, del Policía Nacional de turno en la comisaría... Infinitos trabajos duros, responsables y mal pagados frente a figurines con ternos del Corte Inglés, como mínimo, y que sólo conocen la penuria de oídas y mal.


Hasta rebajar las pensiones hay un trecho por recorrer. Empiece el gobernador del Banco de España por cerrar la boca y nos sentiremos todos mucho mejor. A los pensionistas, ¡ni mentarlos! "


(Pedro Marrero Sicilia, diario 'La Opinión de Tenerife', 7 de mayo del 2009)

Reforma, en serio, Sí. ¿Contrarreformas? No, gracias

Publicado en General el 7 de Mayo, 2009, 1:33 por floreal
                                                     .
SIGUE,  A  CONTINUACIÓN =

=?ISO-8859-1?B?v0NvbnRyYXJyZWZvcm1hcz8sIG5vLi4uIKFSZWZvcm1hLCBlbiBzZXJpbywgU+0h?=

Publicado en General el 6 de Mayo, 2009, 23:28 por floreal
                                                              .
SIGUE,  A  CONTINUACIÓN =

=?ISO-8859-1?B?v0NvbnRyYXJyZWZvcm1hcz8sIG5vLi4uIKFSZWZvcm1hLCBlbiBzZXJpbywgU+0h?=

Publicado en General el 6 de Mayo, 2009, 23:24 por floreal

                        .

Este año, el Primero de Mayo se ha celebrado bajo el fantasma de la crisis económica y la amenaza del abaratamiento del despido. No deja de ser paradójico que el neoliberalismo económico, que ha sido el culpable de la crisis y que, por lo tanto, debería aparecer más bien como el villano de la función, ahora por el contrario quisiera erigirse en nuestro país en el protagonista y triunfador.

 

España es diferente. Cuando en todas partes se vuelve la mirada hacia las políticas keynesianas y se abjura, aunque sea con la boca pequeña, del fundamentalismo de mercado, aquí, en nuestro país, la derecha política y económica, los empresarios, algunos técnicos y la mayoría de los medios de comunicación continúan, erre que erre, con la ideología neoliberal. Es más, quieren aprovechar la crisis para reducir las pensiones o abaratar el despido.


La ofensiva es tan fuerte que los sindicatos han tenido que centrar en buena medida este Primero de Mayo en defenderse frente a la pretendida reforma laboral. Hay quien dice que la mejor defensa es un ataque, y eso es lo que debería hacer la izquierda: atacar proponiendo una reforma laboral, pero en sentido contrario a la que exige la patronal, porque si algo sobra en el mercado de trabajo español es flexibilidad.

 

La presidenta de la Comunidad de Madrid -que ante la crisis debería callarse avergonzada, puesto que ha sido una de las mayores defensoras de las teorías que nos han llevado a la recesión- afirma con todo el descaro y desparpajo que el mercado laboral es franquista, y es que ella debe saber mucho de franquismo. Lo cierto es que en 1979 se aprobó el Estatuto de los Trabajadores pactado por empresarios, trabajadores y partidos políticos, pero para algunos los pactos sólo obligan a los demás; poco tiempo después comenzó la ofensiva para modificar lo aprobado. Así llegaron cuatro nuevas reformas, más bien contrarreformas (1984, 1994, 1997 y 2002), encaminadas a desregular las relaciones laborales y facilitar el despido.

 

Todas ellas utilizaban las mismas falacias. Primero, para luchar -según decían- contra el paro, se promocionan múltiples clases de contratos temporales. Más tarde, y como la temporalidad es muy elevada, con la excusa de reducirla se propone abaratar el despido. Pero la precariedad no redujo las tasas de desempleo que sólo disminuyen cuando se reactiva la economía, y por más que se abarate el despido la temporalidad no desciende. En momentos de recesión como el actual, lo único que se consigue abaratando el despido es que el ajuste se traslade inmediatamente al mercado de trabajo sin que las dificultades afecten a las empresas o a las rentas de capital.

 

La prueba evidente de la enorme flexibilidad del mercado laboral español es la impresionante velocidad, mucho mayor que en el resto de los países, con la que la crisis se traduce en cifras de paro. No estamos hablando de crear empleo sino de destruirlo, y si se destruye con tanta facilidad únicamente puede ser porque es sencillo y barato despedir.

 

Sí, efectivamente, en España es necesaria una reforma laboral, pero no otra contrarreforma.

 

Los sindicatos deben reclamarla, deben pasar a la ofensiva. Una reforma laboral que vaya en sentido contrario a las de los años 1984, 1994, 1997 y 2002. Únicamente sería preciso aplicar el sentido común. Para reducir la temporalidad y la precariedad sólo se precisa prohibir este tipo de contratos y permitirlos exclusivamente para aquellas actividades que son realmente temporales. ¿Que la indemnización de 45 días por año trabajado para despidos improcedentes es muy elevada? Pues bien, eliminemos los despidos improcedentes.

 

Cuando un juez declara que el despido es improcedente y no hay causa ni disciplinaria ni económica ni tecnológica, es decir, que la única razón del despido es el capricho y la voluntad del empresario, no impongamos ninguna indemnización sino, como ocurre en otros países, obliguemos a la readmisión. Los empresarios no quieren abaratar el despido basado en causas objetivas, sino poder despedir a su capricho y que, además, les salga gratis.”

 

( Juan Francisco Martín Seco = "Reforma, sí; contrarreformas, no" )

 

Nanoeurismo: menos-de-la-mitá-que-mileuristas

Publicado en General el 1 de Mayo, 2009, 14:51 por floreal
                         .
"A estas alturas prácticamente todo el mundo sabe lo que es un mileurista (con 1.000 euros), pero seguro que son muy pocos los que no conocen lo que es un NANOEURISTA: "persona cuya fuente de ingresos es aun menos de la mitad del mileurista".

Los nanoeuristas son personas mayores ya de 52 años que por razones de falta de trabajo se encuentran en el paro y el Estado del «Bienestar» en nuestro país le ayuda con tanto como 255 euros mensuales íntegros, es decir, líquidos a cobrar (esto se puede demostrar con sus recibos oficiales para todos los meses del último año 2008)...

Existen pequeñas excepciones, algunos se acercan a los 450. Sobran las explicaciones para demostrar lo «maravillosamente bien» que pueden vivir los nanoeuristas con dicha gratificación estatal.

Dentro del grupo de nanoeuristas, existen diversidad de profesionales incluso con muchos años de vida laboral. Un ejemplo real de nanoeurista que bien conozco es técnico de grado medio, con 37 años de vida laboral, con demostrada experiencia y buena reputación personal y profesional. Por razones ajenas a su voluntad, debido a que el mundo laboral no está en sus mejores momentos, a tenor de su edad (¡por más que aun se diga eso de "la veteranía es un grado"?) y muchas otras fabulosas circunstancias, continúa en el paro. Y lo que es mejor, con visos de seguir por tiempo indefinido e indeerminado, cobrando además la misma cantidad: 255 euros. Bueno, cada año le mejoran, lo correspondiente al índice de vida.

Y en cuanto a la bonificación fiscal de los 400 euros que se supone (aquellos que hayan intentado cobrarlos entenderán por qué utilizo el término supone) que el Gobierno iba a entregarnos, los nanoeuristas no tienen derecho a ellos, pues se supone que no somos trabajadores. Los más de 35 años cotizados, que para el Estado son agua pasada, resultan una pura anécdota para nuestros dirigentes.

En fin, el Gobierno considera que estamos en una "crisis pasajera". Como mucho, reconoce que posiblemente no haya un buen crecimiento el próximo año, o sea, que todo va bien. Estupendo.

Los nanoeuristas no estamos ni en Crisis; no existe definición alguna para esa circunstancia. Somos «nanos» por y para siempre por definición administrativa gubernamental. Además, ya estamos muy usados. Para algo existen los becarios que desarrollan una labor increíble, pero de forma gratuita, por la presión y el chantaje de la psicosis laboral, justificada con vergonzosos convenios firmados por las universidades, sindicatos, empresas, etc. Es una de las últimas fórmulas mágicas para el gran capital... Si el poder adquisitivo de los mileuristas de los que tanto se ha empezado a hablar está bajo cero, el de los nanoeuristas, ni existe. Sus Señorías no tienen problemas de poder adquisitivo, tienen varios sueldos o ingresos reconocidos y permitidos.

Y si hablara de repartir los grandes beneficios del gran capital, de inmediato se me tildaría de comunista fanático, radical o algo similar. Aún dicho desde un punto de vista moral o incluso cristiano, sería rechazado, pues la mayoría de los mandatarios son católicos, apostólicos y pagan diezmos y primicias a la iglesia de Dios. Amen.

El gran capital nunca reparte beneficios, y si no los tiene diseña guerras y crisis, con los argumentos que sean necesarios para eliminar o diezmar si fuera necesario a la población; y de esta manera producir de nuevo y, en consecuencia, generar de nuevo beneficios.

El gran capital dispone de una rotunda estrategia que le ha dado un gran resultado en los últimos años: llenar la sociedad de apariencias y vaciarla de contenidos. Consumir, consumir, que es lo que os hace vivir... y no pensar, no cuestionar, que os puede matar.

En conclusión, nuestro país parece ser que está en crisis pasajera; y su crecimiento no va a ser espectacular. Sin duda, tanto menos para los mileuristas y tanto menos para los nanoeuristas.

No creo que de nuevo Dios se haga hombre y baje a la tierra porque, entre otras cosas, el gran capital no solamente lo tildaría de terrorista peligroso; sino que, además, los hombres de Harrelson acabarían con él de inmediato. O los mozos de escuadra, si se le ocurriere ir Ramblas abajo.

El nanoeurista puede tener muchas preocupaciones, pero nunca la de quién pueda ganar las próximas elecciones, pues hace mucho tiempo que llegó a la conclusión de que en política solamente existen dos clases de partidos: los que mandan y los que quieren mandar... El pueblo tampoco tiene dudas.

Y finalmente, terminan creyendo que el pueblo es poco participativo."