Por qué diablos aún tropa en esa valla?

Publicado en General el 9 de Febrero, 2006, 13:16 por floreal
ZP y su gobierno prolongan un oscuro pudridero del mísero Haití sin
democracia, que con nuestra ocupación 'sine die' esta[mos] arma[n]do:
 
      Ya no está el ejército español defendiendo, como hasta hace poco, las vallas fronterizas de una Melilla supuestamente en paz con el vecino Marruecos. Pero, en cambio, sí que sigue aún desplegada nuestra tropa en otra frontera haitiana -con la República Dominicana (ver mapa de EL PAIS: <a href=http://mipais.elpais.es/afondo/paisMultimedia.html?id=HTI>"Despliegue español en Haití"</a>)... y, de vez en cuando, hasta se ven implicadas en disparar ante una algarada de montoneras caóticas que terminan con el resultado de víctimas civiles. ¡Demasiado, sobre todo porque ya no se sabe para qué bien -o por quién- estamos interviniendo en realidad allí a estas alturas! 
 
      En el negro agujero de lo que nunca está de actualidad -ni para nuestro mejor o.ene.gismo, voluntarista- quedan demasiados seres humanos aún olvidados (por territorios sin reclamo de autodeterminaciones, estatutos, "pobreza-cero", arreglo de su deuda externa y balanza fiscal, o meros sufragio) que apenas generan telegráficas notas o comentarios (más exiguos e infrecuentes de los de otros asuntos siempre enfatizados en la agenda pública: Irak-Siria-Irán, Venezuela-Bolivia&Cuba, etc.), aunque desde luego nunca lleguen a ser juzgados dignos de visualizarse con alborozada fotografía de nuestros mandatarios 'haciéndose la ola' (como la celebérríma de Moratinos con Bono en Herat), por lo que si nos descuidamos terminará pareciendo que ni siquiera existen...
 
      Por ello mismo, ante el lejano pero más que preocupante nuevo eco de datos sobre la última hora (del chino 'Diario del Pueblo': <a href=http://spanish.peopledaily.com.cn/31614/4084969.html>"Suman tres muertos en jornada electoral haitiana"</a>), quizás debería de procurarse destacar más la siguiente supuesta minucia: 

El ministro de Defensa José Bono, aseguró durante su visita a las tropas españolas destacadas en Haití (dentro de una 'Operación armada de la Coalición Internacional -de Pacificación- del MINUSTAH', a la que España contribuye con 200 infantes de Marina) que "hasta después de las elecciones" se comprometía a seguir presente en el país caribeño, según un último comunicado ministerial; meses antes había amenazado con "replegar sus soldados, junto a Marruecos, si no llegaban fondos"...  [ ver Noticia de 'La Vanguardia' ]

    Mas, por desgracia, y a pesar de llevar desde hace dos años ocupado por tropas extranjeras "...para su democratización", nadie se atreve a prever ya una fecha de ningún 'cambio' en la actual condición -inhumana- del País (según 'La Crónica de Hoy' mejicana: <a href= http://www.cronica.com.mx/nota.php?idc=224354>Sicarios, traficantes y represores buscan la presidencia en Haití</a>), como bien poco hace que -muy oportuna mente- nos recordó Erika Casajoana:

Haití debería haber celebrado elecciones municipales, legislativas y presidenciales entre octubre y diciembre del pasado año 2005. Según la Constitución el nuevo presidente deberá tomar posesión este febrero, pero tras el cuarto aplazamiento de las elecciones, y sin que haya de momento una nueva fecha, los haitianos permanecen a la espera. Cuando el presidente haitiano Jean-Bertrand Aristide perdió el poder ante una rebelión armada en febrero de 2004 y huyó del país, le sucedió de forma provisional el presidente del Tribunal Supremo, Boniface Alexandre. Días más tarde un Consejo de Sabios nombró como primer ministro a un antiguo funcionario de la ONU residente en Florida, Gérard Latortue. El gobierno interino tiene como principal misión lograr una transmisión ordenada del poder a nuevos líderes democráticamente elegidos dentro del plazo de los cinco años del mandato que irregularmente ganó Aristide en diciembre de 2000.

Pero las dificultades para garantizar una votación libre y justa en la nación más pobre de América están de momento superando los esfuerzos del gobierno y de los donantes internacionales. En un país con pésimas comunicaciones, no se han logrado repartir todavía ni la mitad de las tarjetas electorales, y en algunas zonas el registro de nacimientos y defunciones no se ha tocado en 10 años, con lo que el censo es muy poco fiable. Por encima de todas las dificultades técnicas está la falta de seguridad. Pandillas armadas aterrorizan a la capital con sus continuos secuestros, extorsiones y tiroteos (...) Ahora bien, es iluso pretender que 8.000 hombres entre militares y policías pacifiquen un área equivalente a Bélgica y con cerca de 9 millones de habitantes, la mayoría de los cuales viven con menos de 1 dólar al día.

El contingente de paz internacional es claramente insuficiente, pero es que... ¿Cuántas muertes estamos dispuestos a asumir en misión humanitaria en un caso perdido como Haití? George W. Bush, ninguna. La Historia del pueblo haitiano ha estado marcada por mucha violencia. Las cosas se torcieron muy pronto, cuando Cristóbal Colón fundó el 25 de diciembre de 1492 en lo que hoy es la costa haitiana el primer poblado europeo en América, y lo llamó Fuerte Navidad. Dejó a parte de su tripulación ahí y partió. Pero a su vuelta al año siguiente el fuerte estaba en ruinas y sus moradores muertos por los indios taínos (...) En 1697 el tercio oeste de la isla La Española devino oficialmente colonia francesa, conocida por la riqueza de su producción y la crueldad que sufrían sus esclavos africanos. En 1804, esos esclavos lograron rebelarse, tomando el nombre taíno de su isla, Haití.

Constituyeron la primera república negra del mundo y la segunda nación independiente de América, después de Estados Unidos, aunque éstos rechazarían reconocerla durante seis décadas para evitar que cundiera el ejemplo entre sus propios esclavos. La antigua metrópolis se vengaría por su pérdida y por la brutal eliminación de los colonizadores franceses al exigir 150 millones de francos de compensación bajo amenaza militar. Haití acabó pagando a Francia 60 millones de francos a lo largo de 45 años, endeudándose y desestabilizándose en el empeño. Haití invadió y colonizó en el S. XIX lo que hoy es la República Dominicana, y a su vez fue invadida y colonizada por Estados Unidos entre 1915 y 1934; ha vivido guerras civiles por motivos raciales entre negros y mulatos, sobreviviendo bajo incontables dictadores, con innumerables golpes de Estado militares y rebeliones (...) Escarmentado tras su deposición en 1991 por un golpe militar, Aristide desbandó al ejército después de que una coalición militar bajo mando estadounidense y bendición de Naciones Unidas lo devolviera al poder.

(...) A pesar de todas las decepciones en Haití, sus ciudadanos merecen una oportunidad. La mitad de sus habitantes tienen 18 años o menos, y tienen derecho a esperar un futuro mejor. La comunidad internacional debe seguir implicada para que la gente de buena voluntad de Haití mantenga la esperanza de contar con un gobierno democrático en 2006.

    ¡Ojalá este asunto pudiera suscitar igual atención mediática -y consiguiente sensibilización 'humanitaria'- que lograron en otros momentos, por ejemplo, los Kuwait, Bosnia/Kosovo o Talibanistán de turno... Porque, a poco que de veras se intentare, dado sus dimensiones relativas habría razón para el optimismo; incluso a corto plazo! Y no estará de más que comencemos el -'nuevo'- Año 2006 con algún empeño por lograr una solución de cualquier cosa que, para variar, no haya de aplazarse hasta fechas tan remotas como esa en la que habremos de resignarnos a que -por futuras generaciones- se ponga fin a los pagos de nuestra actual Hipoteca.

    Mas, entre tanto, ¡mucha salud!  PGP