Suben 8 veces más s(upers)ueldos de los Directivos que Salario de sus mi(erda)leuristas *

Publicado en General el 9 de Enero, 2007, 9:41 por floreal
Las comparaciones son odiosas, sobre todo, cuando se trata de salarios. Pero
pueden resultar especialmente antipáticas cuando un trabajador contrasta su
remuneración con la de los ejecutivos de su empresa; de acuerdo con los
últimos datos de la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores), los
altos directivos de las empresas que cotizan en las cuatro bolsas españolas
percibieron una retribución media de 346.200 euros en el 2005, cifra que se
incrementó un 31,7% en comparación con el ejercicio anterior.



En cambio, para la mayor parte de los trabajadores, el sueldo subió un 3,7%,
conforme a la evolución de la inflación. Es decir, que los salarios de los
empleados de a pie subieron casi nueve veces menos que los de este selecto
club.



Para consuelo de algunos, las remuneraciones de los altos directivos de las
mayores empresas españolas por valor en bolsa -las que forman parte del
selectivo Ibex 35- registraron un aumento similar al del IPC. Eso sí, esas
personas, que no llegan a sumar el medio millar, cobraron de media la nada
desdeñable cifra de 530.731 euros.



Los más afortunados fueron los que forman la cúpula directiva del Banco
Santander, la primera compañía española por valor bursátil, que se
embolsaron una media de dos millones de euros cada uno, según se desprende
del último informe anual de gobierno corporativo, publicado esta semana por
la CNMV.



Las diferencias no sólo se registran entre los miembros de la alta dirección
y los empleados de los estratos inferiores, sino también entre los propios
directivos de las 176 empresas que cotizaban en bolsa a finales del año
pasado.



Los principales ejecutivos de las sociedades más pequeñas -aquéllas con una
capitalización inferior a 1.000 millones de euros- percibieron una cuarta
parte de la retribución que tuvieron sus homólogos de las grandes cotizadas.
No obstante, sus sueldos equivalen a un pedazo considerable de los
beneficios de sus respectivos grupos. De hecho, representaron la mitad del
resultado en el caso de Azkoyen, especialista en la fabricación y
comercialización de máquinas de venta automática, o de la biotecnológica
Puleva Biotech, algo impensable entre los miembros de las cúpulas del Ibex
35.



Desde determinados sectores se cuestionan las elevadas retribuciones e
incrementos salariales de los ejecutivos de primer nivel, pero también hay
quien justifica esos incrementos. Es el caso de Aldo Olcese, ex presidente
de la Fundación de Estudios Financieros y uno de los principales expertos en
gobierno corporativo en España.



Olcese explica que las retribuciones de los miembros de la alta dirección de
las empresas cotizadas están vinculadas por lo general a los resultados
empresariales y, a veces, también a la evolución de la cotización de cada
compañía en la bolsa. "Por muy espectaculares que puedan parecer, tienen una
estrecha correlación con la mejora de los beneficios empresariales", señala
el experto.



En efecto, las empresas cotizadas saldaron el 2005 con beneficios récord,
que crecieron un 36% respecto al año anterior, ligeramente por encima del
aumento salarial de los directivos de primer nivel.



Mas por contra, una idea de vincular la remuneración del conjunto de
trabajadores a la productividad tiene más detractores. Y paradójicamente,
entre los altos directivos. Ésta es una fórmula que CC. OO. quiere discutir,
por ejemplo, en el sector bancario, que encabeza el listado de resultados
(sólo el Grupo Santander ganó el año pasado 6.220 millones de euros y, hasta
septiembre de este año, acumulaba unas ganancias de 4.947 millones de
euros).



El informe anual de gobierno corporativo de la CNMV también aborda las
remuneraciones de los consejos de administración, que ascendieron de media a
1,96 millones de euros en el 2005, ligeramente por debajo de la cantidad que
se embolsaron el año anterior. Ese descenso obedece a que el número de
consejeros se redujo levemente, al pasar de 9,7 a 9,6 personas.



En cuanto a la composición de los consejos, el número de miembros
independientes también cayó, seis décimas, hasta el 31,1%. La propia CNMV
reconoce que "no se aprecian variaciones significativas en el peso relativo
de las distintas categorías de consejeros" de un año para otro.



La explicación es que muchas empresas, que ya en el 2005 sabían de la
aprobación de un nuevo código de buen gobierno corporativo, optaron por
esperar al nuevo texto antes de acometer reformas.



El mismo Aldo Olcese, que participó en la elaboración del llamado Código
Conthe -en referencia al presidente de la CNMV, Manuel Conthe-, cree que ese
documento impulsará en España un ”buen gobierno”… De hecho, la empresa que
no lo aplique tendrá que justificarse ante sus accionistas. Y en materia de
salarios, el texto exige mucho que explicar.



* El artículo [salvo las morcillas entre paréntesis] es de Esther Caballero,
La Vanguardia-241206