Renta per capita

Publicado en General el 21 de Enero, 2007, 14:27 por floreal

   

Entrevista a José Luis Rodriguez Zapatero en el diario El País. Larga, algo menos complaciente que las de hace años a otro presidente socialista, Felipe González, y sólo más interesante en el sentido de los tiempos, que son los de la famosa maldición china. Me voy directamente a lo que importa, la economía. Me encuentro con las sombras de hace veinte años, cuando estaban los Solchaga y los Boyer y todos esos chicos tan progresistas que iban a hacer de España un país más justo y desarrollado. Zapatero en la senda del cinismo. Zapatero en la huída hacia delante. Hechos:

Pregunta sobre el boom inmobiliario. El presidente responde que crecemos demográficamente por la emigración y que se va a seguir construyendo; extraña finta la de atribuir la construcción al crecimiento demográfico: segun el Instituto Nacional de Estadística (INE) en el año 2001 había 3.100.000 viviendas vacías en España, cantidad que no ha dejado de aumentar en términos relativos y absolutos. Lo que los bancos y las constructoras de los bancos llaman boom, los millones de personas que no pueden acceder a una vivienda lo llaman especulación inmobiliaria. Mercado especulativo, mercado para el dinero negro, mercado para la acumulación de capital, la Bolsa en versión ladrillo y cemento. Pero tres de cada cinco empleos dependen de la construcción. El presidente lo sabe y le parece un síntoma de progreso. Cita a EEUU («siempre en crecimiento»). Dice que España es un país «con espíritu de futuro, a diferencia de otros países occidentales». Afirma que vamos a superar a Alemania e Italia en renta per cápita. «Los vamos a coger.»

Hemos pasado de trucos políticos con aroma a país desarrollado a los subdesarrollados. «Los vamos a coger.» Espíritu deportivo; «nosotros» explícito, de selección nacional. Aznar lo decía a puñetazos. Zapatero, con actitud positiva de cursillo para ejecutivos. Tienen éxito: en la minoría mayoritaria de donde salen sus votos y los votos de otros como ellos (nacionalistas catalanes, gallegos, vascos). No tienen éxito: en el resto del espectro. Cada vez que confunden España con una república bananera, crean cultura de república bananera en los sectores más débiles. Donde no es posible, aumentan la brecha entre lo oficial y lo real. En la totalidad, desestructuran; siembran vientos. No serán ellos, no hoy, no esta élite, quien recoja las tempestades.

Pregunta: «¿Vamos a superar a Alemania en renta per capita?». Respuesta: «Sí. Claro que sí. Sí.» Pregunta: «¿En sólo dos o tres años?» Respuesta: «Sí, sí, De aquí al 2010 les podemos superar perfectamente (...) Es que el crecimiento de España está en el 4%. Creando empleo. Es que, insisto, el 60% por ciento de los puestos de trabajo que se crean en Europa se crean en España.» Basura de trabajo en condiciones basura. Al entrevistador no le interesa y el presidente lo omite. Los ciudadanos deben malvivir para que cien millones de billetes de 500 euros, la cuarta parte de los emitidos por el Banco Central Europeo, estén en España. Dinero negro. Otra vez el mercado inmobiliario. Pero los vamos a coger en renta per cápita. Los vamos a arrasar en la media entre el Producto Interior Bruto (PIB) y la población del país. Que por supuesto, no mide las desigualdades. Que por supuesto, excluye las diferencias de renta.

Un austriaco de bigote cuadrado, pintor mediocre, político brillante, virus de la historia, explicaba: «uso la emoción para la mayoría y reservo la razón para la minoría». Zapatero nos quiere emocionar. No arroja coeficiente Gini a los cerdos [*].

Jesús Gómez ( La Insignia)

* Teletipos de Última hora=

No sólo estamos de rebajas de enero. La senda descendente de «precios» tan característica de este mes se ha instalado en nuestros bolsillos, que pierden y no precisamente por un agujero. El Instituto Nacional de Estadística oficial estrena año con datos que ya algunos economistas auguraban para 2006: abandono de la cota de 22.000 euros en renta per cápita española, a la baja frente a una media de los 23.400 euros en la UE.

Y es que el fuerte aumento de la población en España por el fenómeno de la inmigración está haciendo «pupa» en las arcas familiares. Algunas cifras «macro» nos llevan a la conclusión de que hay el mismo dinero (el volumen total del PIB en 2006 se situó en otros 975.000 millones de euros), pero hay más gente para repartir (en España viven ya 44.708.964 personas), también según el mismo INE. Y subiendo. De hecho, Eurostat ha estimado que España recibirá durante este año el 30% de los inmigrantes que elijan Europa como país de residencia.

Entonces, aquello de que alcanzaríamos «holgadamente» la renta per cápita media de la UE en 2010, ¿qué? Lo dijo por primera vez el ministro Solbes en la presentación del Programa de Estabilidad 2006-2009...