¡Qué bueno y que fácil es ser rico en España!

Publicado en General el 24 de Julio, 2008, 14:06 por floreal

"Ya se ha eliminado este impuesto. Un impuesto poco conocido entre las capas populares, puesto que no les afectaba, pero que parece molestaba bastante entre las capas más altas de ingresos.

Se elimina aduciendo razones técnicas. Las más importantes: que afectaba a una gran parte de las clases medias porque el valor de los inmuebles había subido tanto que la mera posesión de una vivienda en propiedad hacia que una familia media se convirtiese en un sujeto pasivo, es decir, tenia que declarar, y en su caso pagar el impuesto, sin disponer de un gran patrimonio. Se señalaba, también, que muchas personas con importantes patrimonios conseguían eludir el impuesto mediante argucias legales o deslocalizaciones de domicilio (es sabido que muchos artistas y deportistas españoles, por ejemplo, consiguen eludir los impuestos -y no sólo el de patrimonio- convirtiéndose en residentes en otros países, y que muchos ricos muy discretos siguen las mismas prácticas), y finalmente, que con dicho impuesto se recaudaba muy poco, por lo que no merecía la pena mantenerlo.

¡Fantásticas razones! No sólo se ignora que la vivienda habitual -que es el principal patrimonio de las clases medias de verdad-, está exenta de este impuesto, por lo que quienes tenían que declarar por sus inmuebles era porque poseían más que su vivienda habitual, lo que hasta ahora mismo, y todavía, supone un considerable patrimonio, sino también que las deducciones del impuesto hacían que una gran parte de declarantes no tuvieran que pagarlo; por lo que quienes lo pagaban eran poseedores de un patrimonio considerable.Pero es que, además, ¿cómo es posible justificar el eliminar un impuesto porque existe mucho fraude sobre el mismo? ¿No sería al revés? ¿Tan falta de habilidad o poder está Hacienda que no es capaz, por lo menos, de disminuir un fraude fiscal tan reconocido? La tercera excusa da vergüenza ajena: como hay mucho fraude se recauda poco, así que se elimina incluso aquello poco que se recauda para que no sea injusto para los que pagan… ¡se perdona a quines no defraudan porque hay muchos defraudadores¡ Con estos procedimientos no es extraño que la inmensa mayoría de los impuestos de este país los paguen los trabajadores. Se ha comentado mucho acerca del aumento de la recaudación del impuesto de sociedades en los últimos años, pero ello era debido al enorme aumento de los beneficios empresariales a los que, a proposito, se ha disminuido también la tarifa impositiva.

Además, ahora la sociedad española no dispondrá de ningún instrumento periódico para conocer, siquiera con aproximaciones muy imperfectas, los patrimonios del país. El Banco de España ha empezado a hacer algunas estadísticas sobre ello cuando a él le parece oportuno pero, no son datos sistemáticos sobre la distribución de la riqueza en este país. Es una carencia estadística muy conveniente para algunos.

La desaparición del impuesto sobre el patrimonio, como tantas potras veces, disfraza de razones técnicas la voluntad política de disminuir los impuestos a los más ricos. Aunque no fuese más que por razones éticas, parecería obligado mantener un impuesto que gravaba a los poseedores de una mayor riqueza, e intentar que funcionase adecuadamente. ¡Qué bueno y que fácil es ser rico en España!"

Miren Etxezarreta ("Impuesto del Patrimonio", en 'El Mundo de Cataluña', 24-07-2008)