¿Pero quién, diablos, ha dicho que ningun a Bolsa sea medida de todos los casos hoy?

Publicado en General el 14 de Octubre, 2008, 14:50 por floreal
.                                                                                      .
Ahora, tras atracarnos con otro nuevo Decretazo que vuelven a decir 'indiscutible e inexcusable' por esa 'gravedad a la que se llegó' (hasta importe de '30.000 ó 50.000 -e incluso quizá 150.000- millones, aunque 'no costarán', según lo único informado al aprobarlo) sin siquiera haber reconocido pasar ninguna 'crisis' antes, ¡de pronto se oye que volveríamos a estar en el mejor de los mundos!: "Las Bolsas aplauden el plan de rescate" titula, exultante hoy a plena página en su portada, el diario de lecturas únicas para la inmensa mayoría de progresistas aquí ahora...

No hace falta ponerse tampoco a recitar "El capital" de Marx, ni su "Salario, precio y ganancia", para llegar hasta la diferencia entre lo que supone "valor de uso y  valor de cambio". Aquí, más cerca, el bueno de Juan de Mairena nos lo sintetizó con lapidario refrán: "todo necio confunde valor y precio". Pero nada que hacer, no hay tertulianos al canto dispuestos a manejar hoy otro indicador más fiable sobre la crisis que lo apuntado por el convulso tobogán especulativo de índices bursátiles como los Ibex, DowJones & Nikei...

Sabemos que "las cotizaciones de Mercados de Valores mobiliarios no se refieren sino a expectativas del beneficio futuro por parte de los inversores de capital en acciones"... Y nada tienen que ver con otro Bienestar general; como lo demuestran sus reacciones, contrarias a veces ante noticias de alguna disminución 'excesiva' en los índices del Paro: ¡cuando éste mejora y baja más allá de un valor llamado 'NAIRU (Non-Accelerating Inflation Rate of Unemployment) level'... el Dow Jones lo acusa empeorando!

Si una empresa mercantil de renta variable contara como propiedades con nuestros domicilios habituales, todo el parque móvil de turismos del barrio, el colegio, la piscina o polideportivo, los transportes colectivos, la residencia sanitaria, etc... y ahora el valor de sus acciones bursátiles descendiera más o menos en siontonía con una depreciación general sufrida también por el resto de las economías próximas, ¿en qué cambiaría nuestra vida realmente, más allá de anotaciones contables irrelevantes para lo material? Pues lo mismo, nada en verdad, debe reconocerse que sucederá con los casos opuestos, de su 'revalorización' espectacular...

Es el viejo cuento de la lechera, que aquí había pasado de moda pero nunca dejó de ser actual. O el no menos conocido juego del mentiroso, donde cada cual puede pasar su farol incrementado al siguiente... menos los últimos de cada fila, obligados a levantar el cubilete, con sus dados, a riesgo de tener que acabar pagando por cuanto fue antes prometido sin fundamento [ver "El drama de nuestro tiempo: la ilusión del dinero" en http://es.wordpress.com/tag/s-mccoy/ ]

Y otra paradoja -que merecería encabezar cualquier aproximación sensata sobre la 'crisis' actual- surge porque nuestro Gobierno acaba de publicitar que se 'garantizarán importes de hasta 100.000 EUR por titular en lo depositado  dentro de cada cuenta bancaria'... y la noticia fue recibida con un alborozo generalizado. Sin embargo, se nos plantean con ello dos dudas inmediatas: la  primera es a cuánta gente puede importarle realmente que nos aseguren ahorros por encima de los 20.000 EUR, como el Fondo para Garantía de Depósitos antes  hacía; y la segunda se refiere a por qué no dice nuestro Gobierno que -ya puesto- garantiza todos los depósitos en cuenta corriente, del mismo modo que lo han afirmado en otros países.

La razón para cuestionarse ambas cosas es la misma, pues resulta muy dificil imaginar a nadie con más de 100.000 EUR (e incluso a pocas personas con cantidades sólo algo inferiores...) que sigan guardando su dinero a estas alturas en metálico, mediante simple cuenta corriente de algún banco, en vez de invertir usando cualquier fondo... Y más aun, en esta sociedad que ha establecido el ser normal vivir endeudado como mínimo en cuanto permitan las hipotecas obtenibles sobre viviendas (que también, salvo excepciones, son) habitualmernte adquiridas en propiedad, ¿qué ridículo porcentaje de nuestra conciudadanía se podrá permitir el lujo de guardar unos 20.000 EUR, ó más,  como ahorros individualmente mantenidos en cada cuenta bancaria? ¿Es que nada importamos el resto?

Lo que de nosotros esperan se leía esta mañana en El País: "Durante una conferencia del Institut d'Estudis Catalans el presidente de la Generalitat, José Montilla, volvió ayer a recetar 'trabajo y esfuerzo' para superar la crisis y llamó a abandonar la 'inacción'..." El 'plan de rescate' y la promesa de que se les impedirá como sea caer en una quiebra económica... solo están para otros y otras. "El 15% de la riqueza nacional para salvar al sistema financiero"= http://blogs.periodistadigital.com/dinero.php/2008/10/14/

Salud, pgp